Los mayas ya predijeron hace tiempo cambios importantes en la humanidad, si bien no hay que tomarlo como un momento tenebroso, sino como una gran oportunidad de crecimiento para la humanidad.

Estamos en la era de acuario y eso significa, que crecemos y desarrollamos nuestra parte espiritual o lo pasaremos muy mal.

Los tiempos que vivimos tienen unos tintes apocalípticos, las sociedades actuales tienen un grado de violencia muy grande, además hay zonas del mundo donde existen momentos muy convulsos.

Todo este escenario nos hace pensar, que estamos en la antesala del fin del mundo, parece que algo se está dando en las profecías mayas 2018.

Siete Profecías Mayas para el 2018

Los mayas eran grandes observadores de las estrellas y consecuentemente desarrollaron temas de videncia, que ha quedado representado en sus denominadas 7 profecías Mayas, que constituyen unas auténticas revelaciones de lo que nos depara el destino.

Muchos son los estudiosos que indican que el momento del apocalipsis según los mayas es ahora.

Hay otros entendidos en la materia, que indican que no hay que considerarlo con el fin de la humanidad, sino un cambio muy profundo del ser humano.

 

Las profecías y revelaciones Mayas del 2018 se pueden entender como una especie de manual que deben tomar los seres humanos. Si quieres sobrevivir a los cambios, que la humanidad se va a tener que enfrentar, hay que trabajar nuestro interior o parte espiritual.

Todo ello frente a la energía muy densa existente en la tierra, que nos hace llevarnos por sentimientos o energías negativas.

La última decisión la tenemos nosotros, o evolucionamos en nuestra parte espiritual o acabaremos desapareciendo como seres humanos.

A continuación os dejamos las siete profecías mayas, que debemos tener en cuenta para el 2018.


PRIMERA PROFECÍA MAYA. Debemos realizar cambios de conciencia importantes, dejar nuestro ego de un lado, sino vamos directos hacia nuestra destrucción.

El ser humano debe trabajar los sentimientos nobles que hay dentro de él, dejando de un lado, aquellos que no le conducen a ningún lugar, tales como el miedo, la ira o la desesperación.

En definitiva se trata de trabajar el binomio antagónico de amor y miedo.

A más amor conseguiremos nuestra gran evolución, en cambio si nos fijamos en el miedo, nos alejaremos de lo que somos realmente y acabaremos desapareciendo.

La videncia maya nos dice, que no somos entes aislados, sino todo lo contrario estamos en unión con todo lo que hay en el universo.

Es importante que el cambio de conciencia vaya encaminado a integrarnos con nuestro planeta, y por extensión en el universo.

Debemos respetar la madre tierra, ya que es parte de nosotros, si no la cuidamos, nos estaremos destruyendo a nosotros mismos.

Los Mayas indican en sus predicciones que el universo también está en un momento de cambio, por ejemplo el sol tendrá mucha actividad en estos tiempos.

Algo que científicos de la Nasa ya han verificado, y que el movimiento de rotación de la tierra se verá modificado, algo que ya se ha producido tras el tsunami que tuvo lugar en el 2004.

También la polaridad del centro de la galaxia cambiará produciendo una gran radiación, que afectará a todo nuestro ser, tanto en el campo físico, emocional y espiritual.

Se indica que habrá un periodo de aprendizaje para la humanidad, que según los entendidos empezó hace 20 años.

El ser humano ha tenido acceso a mucho conocimiento, algo sin precedentes. Una gran mayoría ha podido acceder al estudio, a diferencia de lo que ocurría en épocas pasadas.

Transcurrido ese periodo, según la videncia maya se abre un periodo de 7 años, que es en el cual estamos 2012 a 2019, donde entramos en un momento de crisis u oscuridad, el ser humano será a puesto a prueba.

Los mayas dicen que se nos pone un espejo delante de nosotros para analizar y mejorar nuestra actitud. La clave trabajar el amor y respeto por los demás, para echar el miedo de nuestra existencia.


SEGUNDA PROFECÍA MAYA. Esta profecía ya se cumplió en el año 1999 tras un eclipse de sol, además supuso una alineación de varios planetas con la tierra en el centro, formando una cruz cósmica.

Las cuatros vértices de la cruz representaba a los cuatro apóstoles que menciona San Juan en la Apocalipsis.

En este momento la luna proyecto su sombra sobre varias zonas de la tierra como fueron Kosovo, Oriente Medio o Pakistán, zonas que se han sido y están siendo muy azotadas por conflictos armados prácticamente desde el comienzo de siglo.

Otras profecías lo consideran como el preámbulo de la tercera guerra mundial, cada vez más próxima en el año 2018.

La videncia Maya considera que estas interacciones cósmicas, harán que los hombres no controlen sus emociones y den rienda suelta a sus instintos más primarios.

Para ello deberán hacer un trabajo personal que implique cambio para gestionar estas emociones, fomentado la tolerancia y la negociación.
Será una prueba dura para el ser humano, si la supera su evolución será muy importante.

El hombre cambiará sus formas de comportamiento, tendrá importantes cambios en la esfera psicológica y lo que es más importante cambiarán mucho de sus hábitos.

Cambiarán las formas de comunicación y el sistema de riqueza o la economía entrará en una profunda crisis, ya que está basado en el egoísmo y en la explotación de unas personas sobre otras.

Tendrá que solucionar toda esta crisis en el año 2018. Lo que le producirá mucho estrés y miedo. Si se confía y es solidario, conseguirá hacer un gran cambio para la humanidad.

Los sistemas basados en la explotación o el egoísmo están abocados al más absoluto de los fracasos.

La receta para consolidar todos estos cambios es la tolerancia, humildad y sobre todo mucho dialogo y conversación para llegar a importantes acuerdos.

Hay que ser precavidos ya que habrá algunos falsos líderes que se apoyarán en estos valores, si bien lo único que buscan es su beneficio personal y satisfacer las necesidades de un ego muy agresivo.

Algunos han interpretado estos falsos líderes con la venida del Maligno, que otras profecías como las bíblicas predicen.

La subida de Trump es algo que puede confirmar las profecias mayas para el 2018.

La videncia maya predice para este tiempo momentos de cierta dualidad, habrá situaciones en la tierra con mucho dolor y crueldad.
Los atentados terroristas o la crueldad que demuestra Daesh, con otros de gran solidaridad y compasión del ser humano.
Las campañas de ayuda a lo más desprotegidos que se hace en mucho países, así como la buena acogida que se da a los refugiados sirios.

Momentos donde el cielo se mezclará con el peor de los infiernos, algo que no solo pasa en la tierra, sino que cualquier persona podrá experimentar.

Es decir, momentos de gran iluminación con otros de gran dureza, de ahí como bien dicen las profecías mayas debemos hacer un cambio de conciencia, que permita manejar lo mejor de nosotros y transmutar los malos sentimientos que podemos generar.


TERCERA PROFECÍA MAYA. Estas una de las profecías que podemos considerar cumplida en un porcentaje bastante alto, ya que habla de que una ola de calor hará aumentar las temperaturas de la tierra.

Eso afectará a las estaciones y cambios muy importantes en el clima, que tendrá repercusión en ciudades y estados.

Sin duda uno de los temas, que más preocupa a una parte importante de líderes y personas es el calentamiento global, que no se trata de una sospecha, sino de un problema muy real.

Además las profecías mayas 2018 indican que este calentamiento global se debe a la falta de armonía y respeto que el hombre tiene por la naturaleza, sin duda el origen del problema que tenemos actualmente.

El ser humano tendrá que tomar conciencia de esto, y tomar medidas ecológicas y de respeto de la naturaleza.

Una conducta agresiva por parte del hombre llevará a la destrucción del planeta y por extensión del ser humano.


CUARTA PROFECÍA MAYA. La podemos considerar unida a la anterior, habla que una mayor actividad de sol provocará que los polos se derritan.

Los científicos han costando que los glaciares polares van perdiendo terreno y que cada vez es mayor el deshielo, que se está produciendo en los polos como consecuencia del calentamiento global.

Además esta profecía menciona, que la actitud de la humanidad frente al planeta tierra, hace que la vida en él esté en peligro, esperemos que esta profecía maya 2018 no se cumpla.

La actividad de sol en estos años está siendo muy importante, la radiación que llega la tierra es más intensa que en otras épocas, lo que conlleva momentos de grandes cambios sobre todo a nivel espiritual.

El ser humano tiene una gran oportunidad para crecer, si bien tendrá que superar grandes retos, que caso de no hacerlo podrá llevarle a la destrucción.

Se ha comprobado que grandes épocas de la humanidad coincide con momentos de mayor llegada de radiación solar, como el Renacimiento o la Grecia Clásica, en cambio momentos de baja radiación se dieron en la Edad Media o Prehistoria.

Esta profecía nos indica que el ser humano tiene una extraordinaria oportunidad para crecer, pero deberá superar los numerosos retos que se le van a poner delante.

Si los supera, su conciencia se abrirá de manera extraordinaria para entrar en comunión con todo lo que le rodea en el Universo.


QUINTA PROFECÍA MAYA. Los actuales sistemas de poder, incluso de creencias religiosas, están basados en el miedo.

Las personas se revelarán ante estos sistemas.

Los actuales sistemas políticos se basan en el miedo y en la forma de tener oprimida a la gente.

Las religiones tienen su fundamento en el predicamento del miedo a ser castigados.

Todo esto se caerá, si bien la transición no será fácil.

El hombre tendrá que asumir unos grades retos, y sobre todo mirar en su interior para empezar a crecer como persona.

Estamos en la era de la revolución espiritual. Y eso conlleva que tiene que cambiar la manera de relacionarse con los demás, no habrá estructuras basadas en la jerarquía sino todo se hará de igual a igual.

Todo lo que no se base en esta igualdad acabará desapareciendo.

Algunos entienden esto como las crisis políticas, que sufren actualmente muchos países con la falta de confianza en sus políticos.

También el sistema de generación de riqueza ,que se basa en la explotación de los débiles por los más fuertes, según los entendidos acabará estando en crisis permanente hasta llegar a desaparecer, parace que la profecía maya 2018 en este sentido es bastante acertada.


SEXTA PROFECÍA MAYA. Habla de que un astro celeste podría colisionar con la tierra.

La Nasa no descarta esta posibilidad y últimamente han sido publicadas noticias en este sentido.

Al principio se consideraba como una leyenda, parece que es real y se trataría del planeta Nibiru que se podría acercar a la tierra.

Este astro no solo está contemplado en las profecías Mayas, también se habla de ellas en muchas otras culturas.

Por ejemplo en la Biblia se menciona el planeta Ajenjo.

La profecía también nos abre la puerta a la esperanza, ya que la humanidad tendrá una posibilidad de poder desviar la órbita de este planeta. Lo podrá hacer por medios psíquicos o físicos.

Muchos de los monumentos que nos han llegado de los Mayas eran observatorios donde se podían apreciar a todos los astros. Además solían mirar las estrellas por la noche.

Si nos fijamos en esta profecía, podemos decir que conlleva un mensaje de paz, ya que ante un peligro global, no queda otra que los seres humanos colaboraren para poder desviar la trayectoria del astro.

Solo con un esfuerzo unido, se podrá superar este peligro.

Esta profecía puede que haga crecer a la humanidad, y aprendamos lo importante que es colaborar codo con codo con nuestros hermanos.


SÉPTIMA PROFECÍA MAYA. Habla de que el ser humano tiene durante estos años una gran oportunidad para cambiar.

El universo va a poner todas las condiciones para que se de esta circunstancia.

Hay una emisión de energía desde el centro de la galaxia, que va a llegar a todos los seres humanos.

Esta energía va a abrir todas las habilidades espirituales del ser humano.

La meditación será una gran herramienta para conectar con toda nuestra fuerza interior. Lo importante es cambiar el miedo por el amor.

Este rayo va a hacer que se active el ADN espiritual del ser humano, muchos científicos han considerado que parte de este ADN era chatarra, pero es todo lo contrario, este ADN guarda información muy importante, que nos conecta con nuestro interior, lo que somos realmente.

Esta profecía habla del nacimiento de un nuevo ser, que hará que todas las conciencias se unan, puede tener cierto paralelismo con lo que comentan otras profecías sobre la venida de una mesías a la tierra.

Esta gran conexión de conciencia hará que la verdad se imponga, y nadie podrá mentir ni ocultar información.

Eso hará que muchas instituciones del poder como la policía y el ejercicito caigan, así como otros sistemas de sujeción y opresión del pueblo.

Antes de su caída, el viejo sistema hará todo lo posible para seguir dominando, pero su destino está claro, es su total desaparición, aquellos que lo soporten caerán con él.

Habla también de cambios geopolíticos donde las naciones acabarán desapareciendo y avances tecnológicos muy importantes relacionados con el manejo de la luz, que beneficiarán la humanidad de forma global.

La humanidad desarrollará la telepatía y avances en sistemas inmunológicos que eliminarán el miedo y las bajas energías, que son las causantes de las enfermedades.

Esto hará que la esperanza de vida del ser humano se alargue mucho.