Cuando hablamos de una oración a San Miguel arcángel, realmente debemos hacer alusión a una buena cantidad de variadas oraciones para invocar al que es, quizás, el Ser Celestial más protector de los seres humanos.

La incesante batalla contra el mal.

Oración a San Miguel arcángel

La batalla contra el mal es, verdaderamente, enorme y colosal. En todas sus manifestaciones, esto es, como el demonio, como alguno de los seres oscuros que forman parte de su séquito maligno o, bien, como las personas de carne y hueso que los invocan mediante prácticas esotéricas oscuras, el mal debe ser combatido incesantemente.

Para la oración que vamos a enseñar a continuación, recomendamos hacer una suerte de ritual previo: “Levanta el Crucifijo y reza esta oración con la señal de la cruz. Has esto, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Tú vencerás”. Debemos rezar esta oración todos los días, puesto que, como lo anotábamos, la batalla es colosal e incesante.

Esta es, entonces, la oración a San Miguel arcángel:

Oferta especial por solo 1 € tienes acceso a 10 minutos con Marmara Tarot

“Oh Glorioso Príncipe de las Huestes Celestiales, San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla y en el terrible combate que estamos librando contra las potestades y los príncipes del aire, contra quienes dominan ese mundo tenebroso y contra todos los espíritus del mal…” (continúa).

“…Ven en ayuda del ser humano, a quien Dios Todopoderoso creó para que fuese inmortal, hecho a su imagen y semejanza y redimido por un gran costo, de la tiranía de la serpiente maligna…” (continúa)

“…Pelea, en este día, la batalla del Señor con el apoyo de los santos ángeles, de la misma manera en que combatiste, en su momento, a Lucifer, el líder de los ángeles orgullosos…”

Consulta el Tarot de los Angeles

Descubre el mensaje de tu ángel

“…Pelea, también, contra su hueste apóstata, que no tuvieron el poder suficiente para resistirte y tampoco hubo ya lugar en el Cielo para ellos….” (continúa esta oración a San Miguel arcángel)

“…Esa cruel serpiente antigua, llamada el diablo o satanás, que seduce a todos los hombres, fue arrojada al abismo, en compañía de sus ángeles secuaces…” (continúa)

“…Tu sabes que este enemigo y asesino primitivo del hombre, ha tomado fuerza. Se transformó en un ángel de luz y anda alrededor del mundo, en compañía de sus ángeles secuaces, invadiendo la tierra con el fin de borrar el nombre de Dios y de Jesucristo…” (continúa)

“…La serpiente pretende apoderarse, asesinar y arrojar a la perdición eterna, a las almas destinadas por Dios a la Gloria eterna. El maléfico dragón vierte, como la inundación más impura, el veneno de su malicia sobre los hombres de mente depravada y corruptos de corazón…” (continúa)

“…Es el espíritu de la mentira, de la impiedad, de blasfemia, del aire pestilente de impureza y de todo vicio e iniquidad. Estos enemigos astutos han llenado y embriagado, con la amargura de la hiel, a esta Iglesia que es la esposa del Inmaculado Cordero…”

“…Han posado sus manos impuras e impías en sus más sagradas posesiones. En el Santo Lugar, en donde las sede de San Pedro y el asiento de la verdad han sido colocados como la luz del mundo, ellos han intentado levantar el trono de su abominable impiedad, con el designio malvado de que, cuando el Pastor sea herido, también las ovejas sean heridas…”

En fin y a todas estas, con esta oración a San Miguel arcángel, de la cual faltan algunos versos, lograremos conseguir su poderosa y sagrada protección contra el mal, en todas sus manifestaciones.