La Tirada del Oráculo de Mármara Tarot es una forma única y especial de tirar las cartas, tendrás el consejo especial para cada uno de los temas que te preocupan.

Estamos preparando tus cartas

Gracias por tu consulta

Ten paciencia, por favor

TAROT EL ORACULO

Una respuesta para la próxima semana sobre el Amor, Pareja, Trabajo, Dinero, viajes, familia, negocios. Los Arcanos Mayores te están esperando para darte la información que necesitas para los próximos días

Como interpretar el Oráculo

No intentes cambiar la lectura que has recibido, las cartas dan mensajes sencillos y claros para cada uno de los temas que más importan en tu vida, esta tirada del oráculo es para la semana, aunque si lo deseas puedes realizarla cada tres o cuatro días, para tiradas diarias puedes utiizar el Tarot del Dia.

La percepción de la lectura del Oráculo, depende la persona que lo consulta. Es muy importante que estés en un lugar cómodo y tranquilo. Te invitamos a que respires profundamente tres veces y te relajes, abre tu mente a las respuestas que te van a dar las cartas del Tarot del Oráculo.

Tarot el Oráculo Gratis

Las cartas han sido preparadas por nuestros tarotisas y dispuestas especiamente para la tirada, cada mañana son limpiadas y colocadas expresamente para las diferentes consultas de Tarot del Oráculo.

Es tu momento, respira profundamente y selecciona tu idioma, las cartas se desplegarán y debes seleccionar 5 cartas, tus respuestas te están esperando. 

 

Tarot del Oráculo, una tirada de cartas que te habla de cada uno de los temas importantes de tu vida para los próximos días. La aplicación solo se encarga de mezclar las cartas para la respuesta del Oráculo, el consultante es quien elige las cartas, por lo que la respuesta está en su mano. 

Oráculo semanal Tarot

Para tal efecto, las culturas más avanzadas de la antigüedad crearon o, si se quiere, descubrieron toda una serie de Oráculos para resolver todo tipo de asuntos. Desde las minucias propias del diario vivir, hasta los asuntos políticos, sociales y culturales que les competían a los grupos sociales, eran averiguados en estas fuentes de sabiduría.

La cartomancia, como tal, tuvo en sus orígenes una finalidad bien diferente a la adivinación: eran simples juegos, en sus principios.

Con el pasar de los siglos, toda una serie de ministros de las religiones ancestrales milenarias, se empezaron a percatar del poder adivinatorio de las cartas.

Como en todo lo que es paranormal, las paradojas siempre han estado (y estarán) presentes.

Fue un clérigo católico quien, según los registros históricos más veraces, acopló la cartomancia oriental a las expectativas y necesidades de la Europa medioeval. Ahora, apartándonos ya de los avatares históricos, veamos algunos asuntos de la esencia (no del formato) de lo que es el tarot.

Siempre se ha planteado una especie de dicotomía conceptual.

Que si el tarot es un instrumento para adivinar o solo para orientar al consultante, es un interrogante sobre el que se ha debatido ampliamente.

Lo cierto del caso, en opinión de la mayoría de los verdaderos expertos y estudiosos de esta disciplina ancestral, es que se trata de un Oráculo que cumple ambas funciones.

Los escenarios espirituales, esto es, el ámbito de las energías invisibles a los sentidos naturales del hombre, no son deterministas ni plantean situaciones de fatal e ineludible cumplimiento.

De ahí, pues, surge el otro carácter del tarot: la orientación luego de la revelación de lo que, hasta el momento de la sesión esotérica, era desconocido.

Qué es la tirada del tarot

Más que describir “qué es una tirada”, vamos a ver “cómo debe ser la tirada del tarot”.

No se trata, por supuesto, de una operación mecánica mediante la cual “se leen matemáticamente” los simbolismos de las cartas aparecidas.

Una tirada debe ser armónica, integral y dinámica. El experto deberá considerar las peculiaridades subjetivas del consultante.

Sus situaciones anímica, afectiva, familiar y laboral actuales. Además, su historia reciente, sin olvidarse de la historia remota (la niñez), deberán ser exploradas para una tirada exitosa.

De otro lado pero en la misma dirección, tenemos que el factor psicológico del experto es, también, crucial. Su intuición al momento de la tirada, deberá estar al servicio de la sesión.

Otro aspecto de cabal importancia, radica en la necesidad de hacerle saber al consultante, que la tirada del tarot no es “un catálogo tallado en piedra”.

Si bien las cartas muestran situaciones que están sucediendo o que sucederán, mediante una adecuada orientación se podrá cambiar el rumbo de la historia individual de quien consulta.

Ahí es donde radica, precisamente, la belleza de este fantástico arte ancestral.