Después del Padre, el Hijo, el Espíritu Santo y la Virgen María, los arcángeles son los Seres de Luz más poderosos. Antes que nada, es preciso aclarar que ellos cuentan con algunas características que los diferencian de los ángeles.

 

Son los representantes directos del Dios Supremo, como un medio u oráculo. En algunas culturas diferentes a aquellas en la que predomina el Cristianismo, son llamados “Los Constructores del Orden Universal”. Su poder es enorme y luminoso.

Los 7 arcángeles, los arquitectos del universo.

También son llamados “Los Arquitectos del Universo” y “Los Siete Iluminados”. Cuentan con diferentes misiones como oráculos y son quienes construyeron el mundo, según las instrucciones del Padre.

Algunos fenómenos que con la ciencia tradicional no han encontrado explicación, son ahora planteados por la física cuántica, que se puede entender como una manera de acercase a luz pura que todo lo puede y en definitiva empezar a conocer esas reglas que rigen todo y que son las que los Arcángeles aplican en todo momento.

En la cultura hindú se les denomina “Los Siete Hijos de Aditi”. En otras culturas igualmente orientales, suelen ser llamados “Los Siete Espíritus en el Sol”. En el cristianismo y en el Islam, se les denomina “Los Siete Grandes Arcángeles”.

No obstante su enorme poder espiritual, se encargan de cuidar los “siete planetas” (que en la realidad astronómica, son ocho, luego de que en 2006 se excluyera a Plutón). Sin embargo, se trata de una apreciación figurada o, si se quiere, espiritual con el oráculo.

De todas maneras e independientemente de las diferentes modalidades en las que se les asuma en cada religión y/o cultura, ellos son los “Poderosos Hijos de Dios”.

Los arcángeles son siete y cada uno con una misión y características propias.

Mención aparte, merece el Arcángel San Miguel o “San Miguel Arcángel (como le denominan algunos, en la religión cristiana). Este ser maravilloso, nos defiende del mal proveniente de los rincones más remotos de la oscuridad.

Es el “látigo de satanás”. No bien, solemos ver por todas partes, cuadros representativos y estatuillas en las que se le observa aniquilando a un lucifer indefenso ante el gran poder del Arcángel Miguel.

Los otros Arcángeles, no menos poderosos que Miguel, son Rafael, Gabriel, Uriel, Jofiel, Samuel y Zadkiel. En resumidas cuentas, el poder de los arcángeles es enorme y, si les mostramos devoción, serán nuestros mejores aliados para diversos propósitos, especialmente, en la lucha contra el mal de las tinieblas del oráculo.

Respecto a sus orígenes la biblia solo nos habla de tres arcángeles, que son Miguel, Rafael y Gabriel. Los otros cuatro no son mencionados en la Biblia y son recogidos en el libro de Enoc, puedes leer las claves de Enoc, La Iglesia reconoce solo a los tres primeros arcángeles, el resto no corresponderían por no estar mencionadas en los textos bíblicos.

Los Arcángeles están bastante cerca de nosotros, y quien consigue comunicar con ellos recordará siempre la experiencia, cuando los ángeles entran en tu vida, grandes cambios se producirán en ella. Hay muchas maneras para comunicarse con ellos, como una especie de oráculo, una por ejemplo es la oración o el recogimiento que podemos hacer en cualquier sitio o en iglesias.

Otra manera para poder comunicarse con ellos, es a través de la meditación, les dejo esta meditación como medio para poder comunicarse con ellos, dejé la mente libre de pensamientos, se valiente y déjate llevar, ellos lo harán todo por ti.